Mi interés por la fotografía viene de la infancia, observando el empeño que ponía mi padre -y la dificultad que, parece que tenía- para poder retratarnos con esa cosa de fuelle plegable, llamada  cámara.

Con la ayuda de un club local, muy pronto empecé a revelar mis propios negativos y revelar mis primeras copias, -horrorosas, por cierto-.

Los miembros de ese club que destacaban un poco por la calidad de sus trabajos, eran muy reticentes a explicar demasiado, sobre la forma o materiales que habían utilizado para llegar a ese resultado. Era bastante frustrante, especialmente para un joven con hambre de aprender. Tanto secretismo y el hecho de que la fotografía se utilizara sólo como un medio de competición, me hicieron dar cuenta que, esa no era la forma de avanzar.

Me tomó un largo camino hasta que hallé la información necesaria para ser capaz de producir una fineprint o copia expresiva como así la llamo. Internet todavía tardaría unos años en llegar. Así es que adquirí muchísimas revistas, especialmente extranjeras, para aprender a leer las imágenes que se realizaban fuera de esa España, todavía gris para mí en sus últimos años de franquismo. Entiendo que una buena capacidad lectora de las imágenes creadas por otros, es la base para convertirse en un buen escritor de tus propias fotografías.

Finalmente en 1985, pude viajar a California y visitar The Ansel Adams Gallery en Yosemite, lo que me provocó un fuerte impacto. Por primera vez pude ver lo que era una fineprint, así como dar mis primeros pasos en lo que era el sistema de zonas.

Mi primera experiencia, fotografiando el oeste americano con una cámara monorraíl, extremadamente pesada, fue extraordinaria. Era común encontrarte con otros colegas, con los cuales se podía mantener una conversación agradable sobre cualquier tema. El carácter abierto de los norteamericanos de entonces, te proporcionaba situaciones francamente agradables, como que te dieran su dirección o teléfono para que les visitaras cuando viajaras a su zona. Nunca olvidaré al fotógrafo de Moab, el cual me abrió las puertas de su laboratorio para que pudiera cambiar mis placas más cómodamente.

Hasta donde mis limitaciones permiten, me considero un fotógrafo total, con múltiples intereses y diversas habilidades que me permiten desenvolverme con cierta soltura ante diversas situaciones. Una muestra de éllo es la ecléctica muestra en esta web.

Actualmente, resido en una tranquila población cercana a Barcelona (España) y mi actividad profesional está basada en la impresión fineart en GraficArtPrints y en la fotografía de stock, proyectos web y diseño gráfico en GraficArt.

Ocasionalmente he dado charlas sobre el sistema de zonas, así como realizado talleres de fine printing en la Universitat Politècnica de Catalunya.

Últimas entradas al blog

COSTA ASTURIANA: ESTIMULANTE PARAISO NATURAL

agosto 1st, 2016|0 Comments

En este periodo de temperaturas suaves o cálidas, de viajes y aprovechamiento de luz solar, os sugiero una [...]

LABORATORIO FOTOGRÁFICO de REVELADO QUÍMICO

abril 3rd, 2016|0 Comments

Os presento mi laboratorio, mi compañero de viaje durante muchos años, espacio de libertad creativa, donde [...]

Fotografía erótica en Edición Limitada giclée

enero 15th, 2016|0 Comments

No hay mejor forma de empezar el año, que preparando un nuevo encargo de fotografías fineart en edición [...]

Festival aéreo “Festa al Cel” Mataró 2015

octubre 3rd, 2015|0 Comments

Ahí van unas imágenes del espectáculo aéreo celebrado en Mataró el pasado mes de Septiembre. La [...]